Saltar al contenido

maría de la flor

Violinista, cantante y compositora, la formación de María de la Flor en músicas tan distintas como el jazz, el flamenco o la música clásica la dotan de un poso y una profundidad casi inéditos en el circuito de la nueva canción castellana. “La artista que reivindica el valor de la música tradicional en tiempos de auto-tune” lo ha demostrado en TEMPLE, el EP con el que debutó en 2021, y lo sigue demostrando en sus nuevas canciones, como “El son del camino” en el que unía fuerzas al productor Juanma Latorre (Vetusta Morla) para componer y producir una canción que, sin alejarse del color folclórico de TEMPLE, desvelaba una nueva faceta de la joven compositora.

María de la Flor publicó en 2019 dos singles que fueron toda una declaración de intenciones, grabados junto a un cuarteto de cuerdas y la voz de María atravesando las notas y volando con fuerza, inundando la
escucha de intensidad y emociones. Después llegaría TEMPLE, coproducido junto al músico Diego Galaz (Fetén Fetén), y cuyas canciones se nutrían de influencias del folclore hispano y latinoamericano y sonaban referencias de cantautores como Amancio Prada o Natalia Lafourcade.

Ahora llega la hora de la verdad y María de la Flor saca los ases que tenía guardados en la manga con su próximo disco Hilanderas. Las cuerdas que han definido su trayectoria trazan el camino a seguir y crean en conjunto una propuesta única, emocionante. Melodías sorprendentes, sonoridades de una complejidad pasmosa y una luz infinita.

entradas icono comas